Nosotros

Nuestros Valores

Nuestros Valores Institucionales

Fe

El valor de la Fe entendida como respuesta del hombre a Dios, que se revela y entrega a él, dándole una luz sobreabundante en la búsqueda del sentido último de su vida. Este deseo está inscrito en el corazón del hombre, porque ha sido creado por Dios y Él no deja de atraerlo hacia sí. Sólo en Dios encontrará la verdad y la dicha que no deja de buscar.

Es un regalo de Dios, más que una conquista del corazón.

Trascendencia

La trascendencia es aquello que se encuentra por sobre lo puramente inmanente. Es la propiedad de la persona por la cual no permanece cerrada en sí misma ni se agota en ella su ser y actuar. La trascendencia supone, por tanto, la superación de la inmanencia y el desarrollo de la persona más allá de su propia limitación.

Honestidad

La honestidad es una cualidad humana consistente en comportarse y expresarse con coherencia y sinceridad, y de acuerdo con los valores de verdad y justicia. En su sentido más evidente, la honestidad puede entenderse como el respeto a la verdad en la relación de la persona consigo misma, con el mundo, los hechos y las demás personas.

Respeto

El respeto es el reconocimiento del valor inherente y de los derechos innatos de las personas como criaturas de Dios. Éstos deben ser reconocidos como el foco central para lograr que las personas se comprometan con un propósito más elevado en la vida.

El respeto faculta al hombre para reconocerse y reconocer en los demás su dignidad, apreciando y valorando su cualidad y derechos.

El respeto, que debe ser el centro de toda relación humana, se manifiesta de manera especial hacia las leyes y la autoridad como sucede con los hijos y sus padres o los alumnos con sus maestros.

Solidaridad

Se define solidaridad como la adhesión voluntaria a una causa de otros.

Para nosotros su fuente es el mandato de Jesucristo: “ámense los unos a los otros como yo los he amado”.
La solidaridad une a los que se consideran afectados por los mismos problemas, luchando por iguales intereses. Permite abrir la mirada hacia el sufrimiento del otro y actuar en beneficio de él.

Aúna las voluntades hacia objetivos colectivos.

Responsabilidad

Es la condición humana por la cual cada persona debe responder y asumir las consecuencias de sus actos.

La responsabilidad de los seres humanos que viven en una comunidad supone que puede exigírseles responder por un hecho causado por ellos, de manera intencional o no.

a responsabilidad es una virtud por excelencia de los seres humanos libres. Toda acción libre supone responder luego por ella.

Justicia

La justicia es la virtud moral que consiste en la constante y firme voluntad de dar al prójimo lo que es debido.

La justicia no es el dar o repartir cosas a la humanidad, sino el saber decidir a quién le pertenece esa cosa por derecho.

La justicia es la voluntad constante de dar a cada uno lo que es suyo. Es aquel sentimiento de rectitud que gobierna la conducta y que hace acatar debidamente todos los derechos de los demás.

Todas las personas deben ser tratadas como hijos del Creador sin ninguna discriminación o preferencia.