Nosotros

Proyecto Educativo

Nuestra Visión

  • El fundamento de la Comunidad Educativa es descubrir, internalizar y comprometerse con Jesucristo, su Mensaje y el Magisterio de la Iglesia.
  • Formar una comunidad con padres, alumnos, profesores, administrativos y auxiliares, donde la convivencia, la comunicación plena y la colaboración fraterna se basen en la caridad, la verdad, el respeto, la confianza, la alegría, la tolerancia y la empatía.
  • Conformar una Comunidad Educativa con la familia -núcleo básico de la sociedad- valorando a los padres como primeros educadores de sus hijos.
  • Colaborar en la formación de los alumnos en los valores del Evangelio, para desarrollar su vocación y proyecto de vida, personal y social para liderar la construcción de una sociedad democrática, libre, justa y respetuosa del medio ambiente.
  • Estimular en los alumnos el desarrollo de todas sus capacidades y dimensiones, en forma equilibrada y armónica, de modo que, haciendo una síntesis entre fe y vida, y entre fe y cultura, sean capaces de insertarse positivamente como agentes de cambio social.
  • Lograr que todo miembro de la comunidad sea responsable de sus actos y las consecuencias que ellos traen.
  • Lograr que todos los alumnos adquieran un espíritu crítico y una actitud positiva frente a la vida.
  • Lograr que cada alumno alcance niveles de aprendizaje, a través de un currículo de excelencia centrado en el desarrollo de habilidades y competencias, que posibiliten la autorrealización y la prosecución de estudios superiores para una efectiva inserción profesional en la sociedad.

Nuestra Misión

Somos una comunidad educativa católica que, al reconocer en la persona del alumno la razón de ser del proceso educativo, tiene por misión promover su excelencia personal, para que, como cristiano, asuma un compromiso con la evangelización de la cultura, participando y liderando la construcción de una sociedad más justa y solidaria. Queremos acompañar a nuestros alumnos en su crecimiento, para que logren ser:

  • Hombres y mujeres líderes de nuestra sociedad.
  • Hombres y mujeres dueños y dueñas de sí mismos y de su actuar, lo que les permitirá desarrollar un proyecto de vida amplio y trascendente.
  • Hombres y mujeres capaces de dar lo mejor de sí por su vida, su familia y su comunidad.
  • Hombres y mujeres que se comprometan con el devenir de la sociedad y que asuman el desafío de ser gestores de cambio.